PROTÉGETE

Este verano, las playas de nuestro litoral contarán con 200 socorristas que darán ejemplo de buenas prácticas de fotoprotección a los bañistas

disfruta4

disfruta5

 

La campaña ‘Disfruta del sol sin dejarte la piel’ ha presentado la estrategia de socorristas ‘soludables’ cuyo objetivo es, entre otros, motivar a estos profesionales para que actúen como agentes proactivos de fotoeducación en nuestras playas.

 

 

La Campaña de Fotoprotección y Prevención del Cáncer de piel en la Costa del Sol ‘Disfruta del sol sin dejarte la piel’ ha comenzado su estrategia de socorristas ‘soludables’ dentro del ámbito de intervención en escenarios de riesgo. Para ello, ha desarrollado un curso de fotoprotección dirigido a socorristas de playa en el que han participado unos 200 de estos profesionales de los municipios de Torremolinos, Benalmádena, Mijas, Fuengirola y Marbella.

 

 

disfruta4

 

El objetivo de esta formación ha sido, por una parte que tomen conciencia de los riesgos de la exposición solar para su salud (teniendo en cuenta que por su elevada fotoexposición tienen un alto riesgo de padecer cáncer de piel) y aprendan los diferentes métodos de fotoprotección mejorando, además, sus actitudes y hábitos de fotoprotección y, por otra, motivarlos para que colaboren ofreciendo buenos modelos de conducta en nuestras playas y, al mismo tiempo, desarrollen estrategias proactivas de fotoeducación con los bañistas.

 

disfruta3

 

La programación de este curso se ha dividido en dos sesiones presenciales la primera de las cuales ha contado con una parte teórica que ha ofrecido a los asistentes conocimientos generales: información sobre esta campaña, los efectos de la radiación solar, el socorrista como profesional de riesgo de cáncer de piel, recomendaciones para su prevención, el papel de estos profesionales como agentes de fotoeducación en las playas y la estrategia de playas soludables 2018. La parte práctica se ha desarrollado mediante dos talleres, uno de fotoprotectores en el que se ha mostrado cómo seleccionar los adecuados en función de tipo de piel, formas de presentación, modo de aplicación, etc; y otro de habilidades sociales para ofrecer consejo sanitario en espacios de ocio en el que se ha utilizado técnicas de role-playing y se han tratado temas como el socorrista como modelo de conducta, la comunicación verbal y no verbal, posibles conflictos a resolver, resultados de experiencias previas y se ha desarrollado un supuesto práctico. La parte teórica ha sido ofrecida por la directora de la campaña y directora del área de Dermatología de la Agencia Sanitaria Costa del Sol, Magdalena de Troya y; los talleres, el primero por el delegado de Farmacia de Roche Posay, José Antonio Muñoz; y el otro por la técnico de Educación para la Salud del Distrito Sanitario Costa del Sol, Nuria Delgado.

 

 

disfruta2

 

La parte motivacional con la que se ha buscado fundamentalmente implicar en el proyecto a los socorristas se ha desarrollado a modo de concurso. En este sentido, la campaña en el seno de esta estrategia ha presentado el ‘Concurso de buenas prácticas de fotoprotección dirigida a socorristas de playa 2018’. Éste está dirigido a cualquier profesional de este colectivo que trabaje en los municipios de la Costa del Sol Occidental. Se trata de un concurso fotográfico que se organiza a través de las redes sociales de la campaña ‘Disfruta del sol sin dejarte la piel’. Las fotografías que se presenten deberán plasmar las buenas prácticas de fotoprotección solar recomendadas por los expertos. Un jurado valorará la calidad de las buenas prácticas plasmadas en las imágenes, la originalidad en el mensaje educativo, etc. Por otro lado también se medirá el impacto en las redes sociales –tendrá un peso de un 30% de la puntuación total de cada fotografía- para lo que se tendrán en cuenta el número de ‘me gusta’ obtenidos por las distintas fotos que se publicarán en la página Facebook y en el perfil de Instagram de la campaña. Los socorristas que quieran participar pueden hacerlo a través del correo arte-disfrutadelsol@gmail.com. El plazo de envío –hasta un máximo de tres fotos por participante- comienza el 1 de agosto y finaliza el 31 del mismo mes y el periodo de votación en redes es desde el 1 al 15 de septiembre. Las bases de este concurso están publicadas en la web y redes sociales de la campaña.  La información ha sido ofrecida por la gestora de redes sociales de la campaña, Marian Sánchez.

 

 

disffruta1

 

En estas sesiones formativas han colaborado las concejalías de playas de los Ayuntamientos de Mijas, Fuengirola y Marbella, así como las empresas que llevan el servicio de socorrismo en estas localidades más Torremolinos y Benalmádena, ‘Medios Acuáticos’ y ‘Socorrismo Málaga’.

 

 

 

A través de esta estrategia de intervención también se está promoviendo la investigación. De hecho, se ha puesto en marcha el primer estudio a nivel nacional que explora la exposición solar profesional de los socorristas de playa empleando instrumentos objetivos de medición. Los resultados de este proyecto permitirán estimar el riesgo de cáncer de piel fotoinducido de los socorristas de playa y revelará aspectos claves para el diseño a medida de futuras intervenciones educativas dirigidas a este grupo.

 

 

Para el desarrollo de este trabajo se van a utilizar dos herramientas de estudio validadas en investigaciones previas. Una es el cuestionario sobre hábitos, actitudes y motivación de los socorristas que serán cumplimentados antes y después de la intervención para, posteriormente, ser analizados y extraer conclusiones. La otra, bastante más novedosa, es un estudio de dosimetría en tiempo real de los socorristas. Se trata de realizar estudios de dosimetría personal en un grupo selectivo de 10 socorristas de playa de diferentes municipios y ubicados en distintos puestos (torres de vigilancia, deambulando por la playa, etc) a los que se les monitorizará la cantidad de radiación ultravioleta (UV) acumulada entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde durante 3 días consecutivos. Para ello, se utilizarán sensores de radiación UV que se ubicará en la muñeca de los participantes. Los dispositivos -tipo pulsera- disponen de un sensor que tiene en su interior unos depósitos de esporas. Estas esporas contienen su propio ADN, similar al material genético humano. La radiación UV genera daño en este ADN al igual que lo produce en la piel y provoca, por un efecto biológico, que se genere un subproducto denominado dímeros de pirimidinas. Esta sustancia puede cuantificarse y medir el daño solar provocado de forma personal y, por tanto, ofrece una información de gran valor para extraer datos predictivos.